Los beneficios de arándano rojo – VEKINE
1

Su carrito está vacío.

11 Sep '16

Los beneficios de arándano rojo

El arándano rojo contiene sustancias que impiden que las bacterias se adhieran al tracto urinario, en otras palabras, impiden que se inflamen las vías urinarias (los riñones y la vejiga).

Es altamente recomendable que las mujeres embarazadas tomen arándano rojo a modo profiláctico. Debido a los cambios fisiológicos durante el embarazo, la probabilidad de enfermedades infecciosas del tracto urinario aumenta.

El arándano rojo contiene vitaminas A, C, B1, B2 y B1. Además minerales como fósforo, magnesio, calcio y hierro. Con tomar una cucharada de arándano rojo cumplimos con nuestras necesidades diarias. 

El arándano rojo también elimina a las bacterias malas del intestino ayudando a prevenir los desequilibrios de la flora intestinal.

¿Cuándo y cómo tomar el arándano rojo?

Los niños de 12 meses ya pueden tomar el zumo de arándano rojo térmicamente tratado. Si al niño no le gusta el sabor agrio, puedes mezclarlo con pure de manzana o plátano. 

No se puede tomar arándano rojo si se tienen úlceras del estómago. 

Receta de zumo de arándano rojo y manzana:

3 cucharadas de arándano rojo VERY BERRY

1 vaso de zumo de manzana

Mezclar bien ambos zumos y tomarlos. 

 

Productos que son compatibles con el arándano rojo

Manzana

Plátano

Mango

Melocotones

Melón

 

Producto protagonista

La información en este sitio no está destinada o implícita para ser sustituto de un consejo de un nutricionista o un médico profesional, de un diagnóstico o de un tratamiento. Todo el contenido, incluyendo textos, gráficos, imágenes e información contenida o disponible a través de este sitio web es solamente para fines de información general.

www.vekine.com no es un sustituto de la opinión de un nutricionista o un médico profesional, de su examen, diagnóstico o tratamiento. Ninguna pregunta de salud o información sobre www.vekine.com es regulada o evaluada por la Administración de Alimentos y Medicamentos y por lo tanto, la información no debe utilizarse para diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad sin la supervisión de un médico.


¡Publicar comentario!