Consejos – Etiquetado "crudivegano" – VEKINE
1

Su carrito está vacío.

16 Dec '18

Cómo conseguir más nutrientes de los alimentos

¿Sabes si estás obteniendo la máxima cantidad de nutrientes de tus alimentos?

Aquí te mostramos cómo puedes conseguir que cada bocado sea más nutritivo. 

Germina

Maximiza los beneficios nutricionales de los alimentos germinándolos, haz que tus alimentos sean más fáciles de digerir y evita los bloqueadores de vitaminas. 

Los granos, cereales, legumbres y semillas contienen compuestos llamados fitatos, lectinas y salicilatos, que se conocen como "antinutrientes" porque bloquean la absorción de algunos minerales en nuestro sistema digestivo. Si germinamos o activamos estos granos, son más fáciles de digerir y contienen más nutrientes!

Formas sencillas para reducir los antinutrientes:

Actívalos, antes de comer pon en remojo los granos, cereales, legumbres y semillas de 5 a 24 horas. 

Germínalos, una forma sencilla de aumentar la cantidad de nutrientes en las semillas y en los granos es dejándoles brotar. 

1. Mete las semillas en remojo durante la noche. 

2. Al día siguiente vierte las semillas en la bolsa Nut Milk Bag VEKINE y cuélgala del cordón (donde no haya luz directa del sol). 
3. Pasa la bolsa por debajo de grifo unas 2 o 3 veces al día.

En unos días tendrás tus propios brotes.

Cocina

Algunos nutrientes son dañados por la cocción a altas temperaturas - esto es principalmente el caso de las vitaminas solubles en agua, incluyendo las vitaminas C y B. Sin embargo, algunas verduras tienen paredes celulares resistentes, por lo que cuando se cocinan suavemente, más nutrientes están disponibles. Por ejemplo, si hacemos las verduras como el brócoli, la col rizada, la coliflor y el repollo al vapor, reducimos los compuestos que bloquean el yodo. Cocinando lentamente los tomates liberamos licopeno.


Haz smoothies y licuados  

Hacer tus propios licuados y smoothies es el truco más simple para inundar el cuerpo de nutrientes. Si sabemos qué alimentos mezclar, podemos conseguir hasta más nutrientes. 

Usa siempre más verduras que fruta para evitar la subida del índice glucémico en la sangre. 

Utiliza fruta con una cantidad baja de fructosa como las manzanas, las peras, las ciruelas o las bayas en lugar de frutas muy dulces como el plátano, el mango o la piña.

Añade aguacate o mantequilla de frutos secos para ralentizar los efectos del azúcar en la sangre.

Bébelos lentamente, en unos 20 minutos. 

Añade 1 cucharadita de la Hierba de Trigo VEKINE a tus licuados para añadir fibra y de este modo ralentizar la liberación de azúcares.

Elige los ingredientes frescos o congelados, ecológicos. 

Productos protagonistas

 



12 Nov '17

Cómo hacer el rejuvelac en casa

Rejuvelac es agua enzimática llena de probióticos. Es sencillo de hacer, al mismo tiempo es altamente beneficioso para nuestra salud. Sobre todo para nuestra microbiota, para los millones de bacterias buenas y malas que residen en nuestro cólon. Los probióticos que están en el rejuvelac alimentan precisamente a estas bacterias buenas. Recomendamos tomar un vasito de rejuvelac diariamente, en ayunas. Puedes tomarlo con zumo de limón. 

Compartimos la receta de cómo hacer el rejuvelac en casa. El rejuvelac puedes hacerlo con cualquier germinado, el que más nos gusta es el de trigo sarraceno

Primero tienes que germinar el trigo sarraceno, cómo hacerlo, clickea aquí. Germina 2 puñados de trigo sarraceno para obtener un litro y medio de rejuvelac.  

Cuando esté el trigo sarraceno germinado, ponlo en una botella de cristal con un litro y medio de agua mineral. No cierres la botella sino tápalo con una servilleta y una gomita. Déjalo 48 horas a temperatura ambiente. Pasado el tiempo, retira el trigo sarraceno, ya tienes el rejuvelac! Guárdalo en la nevera varios días. El trigo sarraceno germinado puedes volver a reutilizarlo una vez más. 

No te asustes por el olor que tiene, no tiene mal sabor. 

Productos protagonistas 

 

19 Feb '17

Cómo plantar y germinar la hierba de trigo

El jugo de la hierba de trigo o el chupito verde es una de las fuentes más altas de la clorofila viva disponibles a día de hoy, contiene hasta 70%. Sin embargo, para disfrutar de la totalidad de sus beneficios, tenemos que tomar el jugo fresco, recién exprimido con una licuadora de prensado lento, como ésta

El jugo de la hierba de trigo no contiene gluten porque la hierba se corta antes de que se forme el grano. Se asimila en 20 minutos aproximadamente, hay que tomarlo en ayunas.

La clorofila se puede extraer de muchas plantas sin embargo la hierba de trigo es superior porque contiene aproximadamente 100 elementos necesarios para el ser humano. Las moléculas de la clorofila se asemejan mucho a la molécula hemin, el pigmento que se combina con la proteína para formar la hemoglobina. La principal diferencia es que la molécula de clorofila contiene magnesio y la molécula de hemin contiene hierro. La estructura molecular de estas dos sustancias es casi idéntica en todos los demás aspectos.

La clorofila contiene enzimas que descomponen los radicales superóxido ayudando a ralentizar el proceso de envejecimiento. Impide el crecimiento y desarrollo de bacterias malas, es antibacteriana. Elimina las drogas del cuerpo, neutraliza las toxinas, ayuda a purificar el hígado. Es antiséptica. Elimina los malos olores, neutraliza las infecciones estreptocócicas, ayuda a deshacerse de las infecciones vaginales. Cura las heridas. El efecto del monóxido de carbono es minimizado ya que la clorofila aumenta la producción de hemoglobina.

El jugo de la hierba de trigo contiene todos los minerales y las vitaminas A, el complejo B, C, E, I y K. Es rico en proteínas y contiene 17 aminoácidos. 

El jugo de la hierba de trigo es regenerador de la sangre, cura el acné e incluso ayuda a eliminar las cicatrices después de haber sido ingerido durante siete u ocho meses. Es ideal para combatir los problemas de piel como eczema o psoriasis.

El jugo de la hierba de trigo mejora la digestión, es ideal para combatir el estreñimiento y mantener el intestino saludable. Elimina los metales pesados ​​del cuerpo. Es altamente recomendable para combatir los trastornos de la sangre de todo tipo.

Lo primero que necesitas son los granos de trigo. Solamente valen los granos crudas. 

Cogemos un vaso de granos, las ponemos en un bol o un tarro de cristal, lo llenamos de agua hasta cubrir los granos.

 

Pasadas 12 horas, volcamos los granos por la Bolsa Germinador VEKINE. Colgamos la bolsa encima del fregadero. Cada 12 horas hay que pasar la bolsa con los granos bajo el grifo y volver a colgarla. 

Después de un día y medio verás que han salido unas pequeñas raíces de 3-4 mm, significa que hay que plantarlas ya.

Cogemos una bandeja con abono, repartimos las semillas. No les ponemos tierra encima, sin embargo tapamos la bandeja con algo que proteja los granos de la luz, como por ejemplo una bolsa de basura de color negro.  

Hay que mantener los granos tapados durante 3 días. 

Pasado el tiempo, hay que dejar a los brotes de color verde pálido en un lugar donde hay muchas luz. En unos 7 días llegarán a la altura de 10 - 15 centímetros. 

Durante todo el proceso de plantación, hay que tener en cuenta que a los brotes les gusta la humedad y el calor. La temperatura tiene que ser la del interior. 

Cuando las hojas llegan a 10 - 15 cm podemos cortarlas. Las guardamos en una bolsita de plástico, cerramos la bolsita y la colocamos en un taper hermético. Ponemos los brotes en la nevera, de esta forma aguantan hasta 15 días. 

Ya podemos licuar la hierba de trigo. De media bandeja sale 1 chupito aprox (para 1 persona). Recomendamos añadir media manzana al licuado, el sabor de la hierba de trigo es bastante fuerte, la manzana aporta un poco de dulzor. 

Si no dispones de mucho tiempo por las mañanas, también puedes congelar los chupitos en los moldes de cubitos de hielo e ir sacándolos a base de tus necesidades. 

Recomendamos tomar un chupito de la hierba de trigo todas las mañanas, en ayunas, durante 6 meses. 

También puedes tomar la Hierba de Trigo en polvo VEKINE

Cómo plantar y germinar las semillas de girasol, clickea aquí

Producto protagonista

 

10 Nov '16

Cómo germinar el trigo sarraceno

El trigo sarraceno es un pseudocereal que es una alternativa a los cereales. Es de alto nivel nutricional y proteico. Su contenido en vitaminas del grupo B y hierro también es alto. Es muy recomendable para los diabéticos. Es alcalino lo que ayuda a mantener el equilibrio y a potenciar el bienestar. Las proteínas vegetales se asimilan fácil y rápidamente aportando mucha energía. 

El trigo sarraceno es el único entre los cereales y pseudocereales que contiene rutin, la vitamina P. El rutin se encuentra principalmente en las flores y hojas verdes. Es altamente recomendable incluirlo en la dieta de los que sufren de enfermedades cardiovascular, hipertensión, diabetes, además ayuda a reducir el impacto negativo de sustancias radiactivas en el organismo.

A pesar de su nombre, el trigo sarraceno no contiene gluten. El trigo, el centeno, la avena y la cebada contienen gluten, el sistema digestivo de la mayoría no lo tolera. 

El grano de trigo sarraceno tiene la forma de pirámide.

Para germinar el trigo sarraceno, el mismo tiene que ser crudo y pelado, no puede llevar el recubrimiento externo que además no es comestible. El grano tiene que ser de color claro. 

En varios países europeos el trigo sarraceno se consume tostado, su color es marrón. Significa que ha sido tratado térmicamente al vapor, secado y tostado posteriormente. Su sabor es más fuerte que el de trigo sarraceno crudo. El proceso de tratado es para conseguir que el grano tenga más resistencia a las plagas, dure más y se puedan manejar volúmenes más grandes.

El trigo sarraceno crudo tiene más nutrientes, es más fácil de digerir, también es más dulce y tiene sabor agradable de nuez.

El Trigo Sarraceno VEKINE es crudo y pelado. 

El trigo sarraceno es cocinado como la quinoa o el arroz (para saber cómo hacerlo, clickea aquí)

Si enjuagas el trigo sarraceno, lo dejas en agua 15 - 20 minutos, lo activas, el grano cobra vida, puedes cocinarlo, el tiempo de cocción es más corto y la temperatura es más baja. 

Germinar el trigo sarraceno

El trigo sarraceno es altamente nutritivo, germinado además de ser delicioso, sus minerales y vitaminas son multiplicados, la absorción es más fácil, es altamente energético, contiene la energía que necesita la planta para crecer. Baja la inflamación, regula el metabolismo, Imprescindible en la dieta de los diabéticos, gente con problemas de obesidad, enfermedades cardiovasculares, úlceras y artritis. 

Es muy sencillo germinar el trigo sarraceno en casa, tarda unas 16 horas. De hecho es el cereal/pseudocereal con el tiempo de germinación más corto. Te puede servir como el primer germinado para probar germinar otros cereales después. 

Necesitas medio vaso de Trigo Sarraceno VEKINE, tienes que lavarlo y ponerlo en remojo unas 5 horas. El grano cobra vida y ya está listo para germinar. Vuelca el trigo sarraceno en la Nut Milk Bag VEKINE.

Cuelga la bolsa encima del fregadero. Pásala bajo el grifo unas 2 - 3 veces al día. En un día, o un día y medio verás su raíz blanca. Muy importante, la planta tiene que ser de 2 - 3mm, no más. La planta de trigo sarraceno no es comestible.   

Ahora tienes que enjuagarlo y dejarlo secar. Los brotes frescos aguantan unos 3 días en la nevera. Si lo deshidratas pueden aguantar varios meses. 

Deshidratar el trigo sarraceno germinado

El trigo sarraceno germinado hay que deshidratarlo a baja temperatura (no superior de 42ºC) en un deshidratador hasta que quede crujiente. También puedes deshidratarlo en el horno a una temperatura muy baja dejándolo abierto (muy poco, puedes poner el palo de madera en la puerta) durante todo el tiempo.

Germinando el trigo sarraceno consigues que esté listo para comer sin necesidad de cocinarlo. Su digestión es más rápida y más fácil ya que contiene enzimas.

El uso en cocina de trigo sarraceno germinado es similar al de las semillas o cualquier cereal crujiente, sirve para añadir a los desayunos, postres, ensaladas, yogur, smoothies, barritas, etc. 

Producto protagonista

La información en este sitio no está destinada o implícita para ser sustituto de un consejo de un nutricionista o un médico profesional, de un diagnóstico o de un tratamiento. Todo el contenido, incluyendo textos, gráficos, imágenes e información contenida o disponible a través de este sitio web es solamente para fines de información general.

www.vekine.com no es un sustituto de la opinión de un nutricionista o un médico profesional, de su examen, diagnóstico o tratamiento. Ninguna pregunta de salud o información sobre www.vekine.com es regulada o evaluada por la Administración de Alimentos y Medicamentos y por lo tanto, la información no debe utilizarse para diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad sin la supervisión de un médico.

 

 

13 Dec '15

Cómo germinar las semillas del girasol

Los brotes del girasol son una gran fuente de fibra, vitaminas, minerales y diversos oligoelementos que mejoran nuestra salud y estado de ánimo. Estos brotes son de especial valor ya que contienen aminoácidos que son, digámoslo así, el principal "material de construcción" de nuestros cuerpos, además de un "ingrediente" principal para el cerebro.

Plantarlos requiere mucha paciencia y diligencia, pero el resultado aporta muchos beneficios. 

Lo primero que necesitas son las semillas de girasol. Solamente valen las semillas crudas, con piel, como las de la foto de abajo. 

Cogemos un vaso de semillas, las ponemos en un bol, llenamos de agua el bol hasta cubrir las semillas.

Pasadas 12 - 24 horas, volcamos las semillas por la Bolsa Germinador VEKINE. Colocamos la bolsa en el bol, es para mantener las semillas húmedas. Cada 12 horas hay que pasar la bolsa con las semillas bajo el grifo y volver a colocarla en el bol. 

Después de un día y medio verás que han salido unas pequeñas raíces de 3-4 mm a las semillas, significa que hay que plantarlas ya.

Cogemos una bandeja con abono, repartimos las semillas (evitar colocar las semillas una encima de otra). Les ponemos encima una capa de pocos centímetros de abono.

Ahora es importante ponerles peso encima, unos 2 - 3 kg. Esto es necesario porque los brotes de girasol tienen una fuerza extraordinaria, las raíces pueden salirse a la superficie y es necesario que estén bajo tierra. 

El peso hay que mantenerlo durante 3 días. 

Pasado el tiempo, hay que dejar a los brotes de color verde pálido en un lugar donde hay muchas luz. En unos 4 días llegarán a la altura de 10 - 12 centímetros. 

Durante todo el proceso de plantación, hay que tener en cuenta que a los brotes les gusta la humedad y el calor. La temperatura tiene que ser la del interior. 
"
Cuando las dos hojas de los brotes están completamente separadas y abiertas, podemos cosecharlos. Les cortamos con el ramo, ponemos en una bolsita de plástico, la cerramos y la colocamos en un taper hermético. Los ponemos en la nevera. De esta forma los brotes aguantan hasta 15 días. 

Puedes añadirlos a todos tus platos crudos, smoothies, ensaladas, sopas frías, etc. También puedes acompañar los platos cocinados. 

Producto protagonista