Consejos – Etiquetado "semillas" – VEKINE
1

Su carrito está vacío.

20 Oct '17

VEKINE APUESTA POR LA ALIMENTACIÓN SALUDABLE TAMBIÉN EN MASCOTAS

Si los superalimalimentos aportan tantos beneficiosos para tu salud, ¿no los debería de tomar también tu mascota

Las semillas de chía son minúsculas pero no por ello menos importantes. Antioxidante, antiinflamatorio, fuente de potasio, calcio, fósforo y gran aporte de ácido graso omega 3 esencial, fibra y proteína. Por lo tanto, se podría decir que no sólo son muy buenas para los humanos, sino que también pueden ayudar muchísimo a tu perro, ¿verdad?

Sin embargo, no todos los alimentos que consumimos son beneficiosos para los perros, hay que evitar darles productos lácteos ya que la grasa y la lactosa que contiene la leche de vaca es demasiado alta para ellos. El café, el té, los dulces y el aguacate puede causar intoxicación y a menudo, se reserva la grasa de la carne que no consumimos pero ya sea confinada o cruda, puede llegar a causar afecciones en el páncreas

En cambio, las semillas de chia constituyen un superalimento tanto para el humano como la mascota. Antiguamente eran consideradas “Oro” por los Aztecas, Mayas e Incas, utilizadas principalmente por guerreros y corredores para obtener suficiente energía y equilibrar su alimentación. Esto se debe a la riqueza de su composición: 

Proteína: las semillas de chía son altas en aminoácidos mejorando la salud de órganos, músculos, pelo y uñas.

Calcio: la chía radica es una fuente de calcio muy importante, vital para la salud de los huesos y dientes.

Ácidos grasos: una de las más altas fuentes vegetales de ácidos grasos Omega 3, incluso con mayor proporción que la linaza o que el salmón. Esto es fundamental para la salud del cerebro, ojos, piel y pelo, y para fortalecer el sistema inmunológico, además de que ayuda a mantener bajos los niveles de triglicéridos y colesterol.

Fibra: ideales para promover la buena digestión de tu perro y de gran ayuda para combatir el estreñimiento si tu perro lo padece. La clave, además de consumir la chía, es darle suficiente agua.

Sensación de saciedad: si tu perro parece que siempre se queda con hambre, darle semillas de chía puede ayudarle, ya que cuando la chía se remoja en agua y produce un gel espeso, una vez en el estómago te hace sentir satisfecho. 

Pero…¿Cómo lo hago para darle chía a mi perro?

Recomendamos remojarla previamente con agua al igual que para el consumo humano, pues de esta manera, se libera un gel y se activan mejorando la digestión. Hay que tener en cuenta que las semillas no llegan a digerirse por completo si se dan directamente.

Con respecto a las cantidades, aconsejamos utilizar una cucharadita de semillas de chía al día (para perros pequeños y medianos) o una cucharada de chía al día (para perros grandes y gigantes) sobre la comida de tu perro y comenzarás a ver los beneficios en su salud. Sin embargo, nosotros hemos decidido elaborar huesitos de verduras con las semillas de chía para darle a nuestro amigo una alegría. Los huesitos son libres de gluten, además de veganos, y son ideales para que tu perro reciba un súper premio. 

Apúntate la receta:

INGREDIENTES

1 Taza de Calabaza cocida 

1/4 Taza de manteca de cacahuete, tahini o almendras

2 cucharadas de Semillas de Chía VEKINE remojadas en 6 cucharas de agua 

3 Tazas de harina de garbanzos (puedes usar trigo si no te importa que sea con gluten)

2 Tazas de copos de avena (opcional)

1 zanahoria pelada y rallada

1 calabacín triturado

1 Taza de espinacas frescas

Precalentar el horno a 180 ºC. En un bol, agregar la harina de garbanzos, la manteca de cacahuete, la chía remojada y el puré de calabaza, mezclando hasta que esté completamente integrado.

Añade poco a poco a la masa, los copos de avena y la harina hasta que deje de pegarse a las manos. Cuando lo tengas, incorpora la zanahoria, el calabacín y las espinacas. Remueve todo muy bien y añade más harina si fuese necesario. Da forma a la pasa con ayuda de un rodillo y moldes o hazlas con tus propias manos!

Colócalas sobre papel de hornear y cocínalas durante 30 min o hasta que estén doradas. Déjalas enfriar y guardadas en un recipiente hermético durante un máximo de 2 semanas.

Esperemos que esta información te sea útil, inspirándote a mejorar la calidad de vida de tu perro. No olvides compartir tus fotografías con nosotros a través de Facebook @vekineshop e Instagram @vekine_official.

Gracias a www.misanimales.com y a www.institutoperro.com  por compartir sus conocimientos sobre la correcta alimentación de nuestras mascotas. 

Producto protagonista

 

 

19 Feb '17

Cómo plantar y germinar la hierba de trigo

El jugo de la hierba de trigo o el chupito verde es una de las fuentes más altas de la clorofila viva disponibles a día de hoy, contiene hasta 70%. Sin embargo, para disfrutar de la totalidad de sus beneficios, tenemos que tomar el jugo fresco, recién exprimido con una licuadora de prensado lento, como ésta

El jugo de la hierba de trigo no contiene gluten porque la hierba se corta antes de que se forme el grano. Se asimila en 20 minutos aproximadamente, hay que tomarlo en ayunas.

La clorofila se puede extraer de muchas plantas sin embargo la hierba de trigo es superior porque contiene aproximadamente 100 elementos necesarios para el ser humano. Las moléculas de la clorofila se asemejan mucho a la molécula hemin, el pigmento que se combina con la proteína para formar la hemoglobina. La principal diferencia es que la molécula de clorofila contiene magnesio y la molécula de hemin contiene hierro. La estructura molecular de estas dos sustancias es casi idéntica en todos los demás aspectos.

La clorofila contiene enzimas que descomponen los radicales superóxido ayudando a ralentizar el proceso de envejecimiento. Impide el crecimiento y desarrollo de bacterias malas, es antibacteriana. Elimina las drogas del cuerpo, neutraliza las toxinas, ayuda a purificar el hígado. Es antiséptica. Elimina los malos olores, neutraliza las infecciones estreptocócicas, ayuda a deshacerse de las infecciones vaginales. Cura las heridas. El efecto del monóxido de carbono es minimizado ya que la clorofila aumenta la producción de hemoglobina.

El jugo de la hierba de trigo contiene todos los minerales y las vitaminas A, el complejo B, C, E, I y K. Es rico en proteínas y contiene 17 aminoácidos. 

El jugo de la hierba de trigo es regenerador de la sangre, cura el acné e incluso ayuda a eliminar las cicatrices después de haber sido ingerido durante siete u ocho meses. Es ideal para combatir los problemas de piel como eczema o psoriasis.

El jugo de la hierba de trigo mejora la digestión, es ideal para combatir el estreñimiento y mantener el intestino saludable. Elimina los metales pesados ​​del cuerpo. Es altamente recomendable para combatir los trastornos de la sangre de todo tipo.

Lo primero que necesitas son los granos de trigo. Solamente valen los granos crudas. 

Cogemos un vaso de granos, las ponemos en un bol o un tarro de cristal, lo llenamos de agua hasta cubrir los granos.

 

Pasadas 12 horas, volcamos los granos por la Bolsa Germinador VEKINE. Colgamos la bolsa encima del fregadero. Cada 12 horas hay que pasar la bolsa con los granos bajo el grifo y volver a colgarla. 

Después de un día y medio verás que han salido unas pequeñas raíces de 3-4 mm, significa que hay que plantarlas ya.

Cogemos una bandeja con abono, repartimos las semillas. No les ponemos tierra encima, sin embargo tapamos la bandeja con algo que proteja los granos de la luz, como por ejemplo una bolsa de basura de color negro.  

Hay que mantener los granos tapados durante 3 días. 

Pasado el tiempo, hay que dejar a los brotes de color verde pálido en un lugar donde hay muchas luz. En unos 7 días llegarán a la altura de 10 - 15 centímetros. 

Durante todo el proceso de plantación, hay que tener en cuenta que a los brotes les gusta la humedad y el calor. La temperatura tiene que ser la del interior. 

Cuando las hojas llegan a 10 - 15 cm podemos cortarlas. Las guardamos en una bolsita de plástico, cerramos la bolsita y la colocamos en un taper hermético. Ponemos los brotes en la nevera, de esta forma aguantan hasta 15 días. 

Ya podemos licuar la hierba de trigo. De media bandeja sale 1 chupito aprox (para 1 persona). Recomendamos añadir media manzana al licuado, el sabor de la hierba de trigo es bastante fuerte, la manzana aporta un poco de dulzor. 

Si no dispones de mucho tiempo por las mañanas, también puedes congelar los chupitos en los moldes de cubitos de hielo e ir sacándolos a base de tus necesidades. 

Recomendamos tomar un chupito de la hierba de trigo todas las mañanas, en ayunas, durante 6 meses. 

También puedes tomar la Hierba de Trigo en polvo VEKINE

Cómo plantar y germinar las semillas de girasol, clickea aquí

Producto protagonista

 

10 Nov '16

Cómo germinar el trigo sarraceno

El trigo sarraceno es un pseudocereal que es una alternativa a los cereales. Es de alto nivel nutricional y proteico. Su contenido en vitaminas del grupo B y hierro también es alto. Es muy recomendable para los diabéticos. Es alcalino lo que ayuda a mantener el equilibrio y a potenciar el bienestar. Las proteínas vegetales se asimilan fácil y rápidamente aportando mucha energía. 

El trigo sarraceno es el único entre los cereales y pseudocereales que contiene rutin, la vitamina P. El rutin se encuentra principalmente en las flores y hojas verdes. Es altamente recomendable incluirlo en la dieta de los que sufren de enfermedades cardiovascular, hipertensión, diabetes, además ayuda a reducir el impacto negativo de sustancias radiactivas en el organismo.

A pesar de su nombre, el trigo sarraceno no contiene gluten. El trigo, el centeno, la avena y la cebada contienen gluten, el sistema digestivo de la mayoría no lo tolera. 

El grano de trigo sarraceno tiene la forma de pirámide.

Para germinar el trigo sarraceno, el mismo tiene que ser crudo y pelado, no puede llevar el recubrimiento externo que además no es comestible. El grano tiene que ser de color claro. 

En varios países europeos el trigo sarraceno se consume tostado, su color es marrón. Significa que ha sido tratado térmicamente al vapor, secado y tostado posteriormente. Su sabor es más fuerte que el de trigo sarraceno crudo. El proceso de tratado es para conseguir que el grano tenga más resistencia a las plagas, dure más y se puedan manejar volúmenes más grandes.

El trigo sarraceno crudo tiene más nutrientes, es más fácil de digerir, también es más dulce y tiene sabor agradable de nuez.

El Trigo Sarraceno VEKINE es crudo y pelado. 

El trigo sarraceno es cocinado como la quinoa o el arroz (para saber cómo hacerlo, clickea aquí)

Si enjuagas el trigo sarraceno, lo dejas en agua 15 - 20 minutos, lo activas, el grano cobra vida, puedes cocinarlo, el tiempo de cocción es más corto y la temperatura es más baja. 

Germinar el trigo sarraceno

El trigo sarraceno es altamente nutritivo, germinado además de ser delicioso, sus minerales y vitaminas son multiplicados, la absorción es más fácil, es altamente energético, contiene la energía que necesita la planta para crecer. Baja la inflamación, regula el metabolismo, Imprescindible en la dieta de los diabéticos, gente con problemas de obesidad, enfermedades cardiovasculares, úlceras y artritis. 

Es muy sencillo germinar el trigo sarraceno en casa, tarda unas 16 horas. De hecho es el cereal/pseudocereal con el tiempo de germinación más corto. Te puede servir como el primer germinado para probar germinar otros cereales después. 

Necesitas medio vaso de Trigo Sarraceno VEKINE, tienes que lavarlo y ponerlo en remojo unas 5 horas. El grano cobra vida y ya está listo para germinar. Vuelca el trigo sarraceno en la Nut Milk Bag VEKINE.

Cuelga la bolsa encima del fregadero. Pásala bajo el grifo unas 2 - 3 veces al día. En un día, o un día y medio verás su raíz blanca. Muy importante, la planta tiene que ser de 2 - 3mm, no más. La planta de trigo sarraceno no es comestible.   

Ahora tienes que enjuagarlo y dejarlo secar. Los brotes frescos aguantan unos 3 días en la nevera. Si lo deshidratas pueden aguantar varios meses. 

Deshidratar el trigo sarraceno germinado

El trigo sarraceno germinado hay que deshidratarlo a baja temperatura (no superior de 42ºC) en un deshidratador hasta que quede crujiente. También puedes deshidratarlo en el horno a una temperatura muy baja dejándolo abierto (muy poco, puedes poner el palo de madera en la puerta) durante todo el tiempo.

Germinando el trigo sarraceno consigues que esté listo para comer sin necesidad de cocinarlo. Su digestión es más rápida y más fácil ya que contiene enzimas.

El uso en cocina de trigo sarraceno germinado es similar al de las semillas o cualquier cereal crujiente, sirve para añadir a los desayunos, postres, ensaladas, yogur, smoothies, barritas, etc. 

Producto protagonista

La información en este sitio no está destinada o implícita para ser sustituto de un consejo de un nutricionista o un médico profesional, de un diagnóstico o de un tratamiento. Todo el contenido, incluyendo textos, gráficos, imágenes e información contenida o disponible a través de este sitio web es solamente para fines de información general.

www.vekine.com no es un sustituto de la opinión de un nutricionista o un médico profesional, de su examen, diagnóstico o tratamiento. Ninguna pregunta de salud o información sobre www.vekine.com es regulada o evaluada por la Administración de Alimentos y Medicamentos y por lo tanto, la información no debe utilizarse para diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad sin la supervisión de un médico.

 

 

13 Dec '15

Cómo germinar las semillas del girasol

Los brotes del girasol son una gran fuente de fibra, vitaminas, minerales y diversos oligoelementos que mejoran nuestra salud y estado de ánimo. Estos brotes son de especial valor ya que contienen aminoácidos que son, digámoslo así, el principal "material de construcción" de nuestros cuerpos, además de un "ingrediente" principal para el cerebro.

Plantarlos requiere mucha paciencia y diligencia, pero el resultado aporta muchos beneficios. 

Lo primero que necesitas son las semillas de girasol. Solamente valen las semillas crudas, con piel, como las de la foto de abajo. 

Cogemos un vaso de semillas, las ponemos en un bol, llenamos de agua el bol hasta cubrir las semillas.

Pasadas 12 - 24 horas, volcamos las semillas por la Bolsa Germinador VEKINE. Colocamos la bolsa en el bol, es para mantener las semillas húmedas. Cada 12 horas hay que pasar la bolsa con las semillas bajo el grifo y volver a colocarla en el bol. 

Después de un día y medio verás que han salido unas pequeñas raíces de 3-4 mm a las semillas, significa que hay que plantarlas ya.

Cogemos una bandeja con abono, repartimos las semillas (evitar colocar las semillas una encima de otra). Les ponemos encima una capa de pocos centímetros de abono.

Ahora es importante ponerles peso encima, unos 2 - 3 kg. Esto es necesario porque los brotes de girasol tienen una fuerza extraordinaria, las raíces pueden salirse a la superficie y es necesario que estén bajo tierra. 

El peso hay que mantenerlo durante 3 días. 

Pasado el tiempo, hay que dejar a los brotes de color verde pálido en un lugar donde hay muchas luz. En unos 4 días llegarán a la altura de 10 - 12 centímetros. 

Durante todo el proceso de plantación, hay que tener en cuenta que a los brotes les gusta la humedad y el calor. La temperatura tiene que ser la del interior. 
"
Cuando las dos hojas de los brotes están completamente separadas y abiertas, podemos cosecharlos. Les cortamos con el ramo, ponemos en una bolsita de plástico, la cerramos y la colocamos en un taper hermético. Los ponemos en la nevera. De esta forma los brotes aguantan hasta 15 días. 

Puedes añadirlos a todos tus platos crudos, smoothies, ensaladas, sopas frías, etc. También puedes acompañar los platos cocinados. 

Producto protagonista