VEKINE APUESTA POR LA ALIMENTACIÓN SALUDABLE TAMBIÉN EN MASCOTAS
1

Su carrito está vacío.

21 Oct '17

VEKINE APUESTA POR LA ALIMENTACIÓN SALUDABLE TAMBIÉN EN MASCOTAS

Si los superalimalimentos aportan tantos beneficiosos para tu salud, ¿no los debería de tomar también tu mascota

Las semillas de chía son minúsculas pero no por ello menos importantes. Antioxidante, antiinflamatorio, fuente de potasio, calcio, fósforo y gran aporte de ácido graso omega 3 esencial, fibra y proteína. Por lo tanto, se podría decir que no sólo son muy buenas para los humanos, sino que también pueden ayudar muchísimo a tu perro, ¿verdad?

Sin embargo, no todos los alimentos que consumimos son beneficiosos para los perros, hay que evitar darles productos lácteos ya que la grasa y la lactosa que contiene la leche de vaca es demasiado alta para ellos. El café, el té, los dulces y el aguacate puede causar intoxicación y a menudo, se reserva la grasa de la carne que no consumimos pero ya sea confinada o cruda, puede llegar a causar afecciones en el páncreas

En cambio, las semillas de chia constituyen un superalimento tanto para el humano como la mascota. Antiguamente eran consideradas “Oro” por los Aztecas, Mayas e Incas, utilizadas principalmente por guerreros y corredores para obtener suficiente energía y equilibrar su alimentación. Esto se debe a la riqueza de su composición: 

Proteína: las semillas de chía son altas en aminoácidos mejorando la salud de órganos, músculos, pelo y uñas.

Calcio: la chía radica es una fuente de calcio muy importante, vital para la salud de los huesos y dientes.

Ácidos grasos: una de las más altas fuentes vegetales de ácidos grasos Omega 3, incluso con mayor proporción que la linaza o que el salmón. Esto es fundamental para la salud del cerebro, ojos, piel y pelo, y para fortalecer el sistema inmunológico, además de que ayuda a mantener bajos los niveles de triglicéridos y colesterol.

Fibra: ideales para promover la buena digestión de tu perro y de gran ayuda para combatir el estreñimiento si tu perro lo padece. La clave, además de consumir la chía, es darle suficiente agua.

Sensación de saciedad: si tu perro parece que siempre se queda con hambre, darle semillas de chía puede ayudarle, ya que cuando la chía se remoja en agua y produce un gel espeso, una vez en el estómago te hace sentir satisfecho. 

Pero…¿Cómo lo hago para darle chía a mi perro?

Recomendamos remojarla previamente con agua al igual que para el consumo humano, pues de esta manera, se libera un gel y se activan mejorando la digestión. Hay que tener en cuenta que las semillas no llegan a digerirse por completo si se dan directamente.

Con respecto a las cantidades, aconsejamos utilizar una cucharadita de semillas de chía al día (para perros pequeños y medianos) o una cucharada de chía al día (para perros grandes y gigantes) sobre la comida de tu perro y comenzarás a ver los beneficios en su salud. Sin embargo, nosotros hemos decidido elaborar huesitos de verduras con las semillas de chía para darle a nuestro amigo una alegría. Los huesitos son libres de gluten, además de veganos, y son ideales para que tu perro reciba un súper premio. 

Apúntate la receta:

INGREDIENTES

1 Taza de Calabaza cocida 

1/4 Taza de manteca de cacahuete, tahini o almendras

2 cucharadas de Semillas de Chía VEKINE remojadas en 6 cucharas de agua 

3 Tazas de harina de garbanzos (puedes usar trigo si no te importa que sea con gluten)

2 Tazas de copos de avena (opcional)

1 zanahoria pelada y rallada

1 calabacín triturado

1 Taza de espinacas frescas

Precalentar el horno a 180 ºC. En un bol, agregar la harina de garbanzos, la manteca de cacahuete, la chía remojada y el puré de calabaza, mezclando hasta que esté completamente integrado.

Añade poco a poco a la masa, los copos de avena y la harina hasta que deje de pegarse a las manos. Cuando lo tengas, incorpora la zanahoria, el calabacín y las espinacas. Remueve todo muy bien y añade más harina si fuese necesario. Da forma a la pasa con ayuda de un rodillo y moldes o hazlas con tus propias manos!

Colócalas sobre papel de hornear y cocínalas durante 30 min o hasta que estén doradas. Déjalas enfriar y guardadas en un recipiente hermético durante un máximo de 2 semanas.

Esperemos que esta información te sea útil, inspirándote a mejorar la calidad de vida de tu perro. No olvides compartir tus fotografías con nosotros a través de Facebook @vekineshop e Instagram @vekine_official.

Gracias a www.misanimales.com y a www.institutoperro.com  por compartir sus conocimientos sobre la correcta alimentación de nuestras mascotas. 

Producto protagonista

 

 


¡Publicar comentario!