Leche de coco joven casera – VEKINE
1

Su carrito está vacío.

12 Feb '16

Leche de coco joven casera

Hace tiempo ya que descubrimos los cocos jóvenes. Podéis encontrarlos en algunas tiendas de alimentación saludable físicas u online. 

¡IMPORTANTE! El coco joven NO es el que podemos encontrar en los supermercados convencionales que es de color marrón, pequeño, redondo y lleva pelo.

El coco joven es de color claro (pelado) u oscuro (no lleva pelo), bastante más grande. La diferencia está en que el coco joven tiene muy poca grasa y mucha carne, y el coco viejo tiene poca carne y mucha grasa. Para hacer la leche casera es mejor usar el coco joven. 

El coco joven nos encantan no solo por su increíble sabor, también por sus beneficios para nuestra salud: mejora el sistema inmunológico, limpia el sistema digestivo, ayuda a luchar con la diabetes, evita la desnutrición y es anticancerígenos. Es de suma importancia para los deportistas ya que combate la deshidratación. El agua de coco jóven es fuente de electrolitos y sales naturales, especialmente de potasio y magnesio. También regula la temperatura corporal en los días calurosos de verano. Con el agua de coco jóven, el Baobab y Lúcuma VEKINE puedes hacerte un isotónico 100% natural (cómo hacerlo, clickea aquí). 

Compartimos la receta de leche de coco jóven casera hecha con la Bolsa para elaborar leches vegetales VEKINE

No importa lo mucho que te guste la leche de coco envasada, no llega ni siquiera remotamente cerca de leche de coco casera hecha por ti. 

La textura de la leche de coco casera no es tan cremosa como la de envasada, es bastante parecida. Pero el sabor ¡OMG! Tan fresco, tan natural, tan fragante. En serio, hay que probarlo para entender de qué estamos hablando.

Necesitas:

1 coco joven

3 vasos de agua

Bolsa para elaborar leches vegetales VEKINE

Abre el coco, quítale el agua y toda la carne con una cuchara. Viértelo a la batidora. Añade el agua y tritúralo todo unos 5 minutos a máxima potencia. Ahora vuelca el contenido de la batidora encima del recipiente con la bolsa VEKINE.

Ahora toca trabajo de fuerza, presiona la bolsa de forma suave y ve sacando la leche poco a poco. Le leche de coco es bastante grasa y espesa, le cuesta pasar por los pequeños agujeros de nuestra bolsa. Pero hay que tener paciencia, el resultado es inmejorable. 

Retira la pulpa, guárdala en la nevera. Hay muchas recetas con la pulpa de coco, helados, yogures, mousse, mascarilla facial, etc. 

Guarda la leche de coco en una botella de cristal dentro de la nevera 2 - 3 días. Es leche fresca, la tienes que consumir en unos días. Esta leche sirve para añadirla al café, té, tomarla con cereales de desayuno, preparar yogures y postres. 

Recomendamos probar hacerla, os aseguramos que no volveréis a comprar leche de coco envasada. 

Producto protagonista