Infusión con el zumo de grosella negra – VEKINE
1

Su carrito está vacío.

29 Dec '16

Infusión con el zumo de grosella negra

En la temporada de frío, nada mejor que una infusión para relajar el cuerpo y la mente. La gama de zumos de bayas 100% Very Berry es perfecta para disfrutarla en infusiones por sus intensos sabores y por sus propiedades terapéuticas

Si diluimos los zumos en el agua caliente, podemos tomarlos como una infusión. Además, cada zumo tiene propiedades muy interesantes, son superalimentos. Puedes conocer toda la gama aquí

Compartimos la receta de la infusión con grosella negra. La grosella negra es fuente de antioxidantes, ayuda a eliminar los radicales libres del cuerpo. Trata los resfriados, reduces las migrañas y aumentas la resistencia del cuerpo a las enfermedades. Además, tiene efecto calmante sobre el sistema nervioso. Estimula la función del estómago y del intestino. Contiene vitamina A, necesaria para mantener la integridad de las membranas mucosas y la piel, esencial para la visión saludable. Fuente de vitaminas B1, B5 y B6. 

Necesitas

1 vaso de agua caliente 

3 cucharadas soperas del Zumo de Grosella Negra Very Berry

Tu endulzante preferido

En una taza mezclar el zumo con el agua caliente y el endulzante. Removerlos bien y disfrutar de los intensos sabores de la grosella negra.

Ingrediente protagonista 

 

La información en este sitio no está destinada o implícita para ser sustituto de un consejo de un nutricionista o un médico profesional, de un diagnóstico o de un tratamiento. Todo el contenido, incluyendo textos, gráficos, imágenes e información contenida o disponible a través de este sitio web es solamente para fines de información general.

www.vekine.com no es un sustituto de la opinión de un nutricionista o un médico profesional, de su examen, diagnóstico o tratamiento. Ninguna pregunta de salud o información sobre www.vekine.com es regulada o evaluada por la Administración de Alimentos y Medicamentos y por lo tanto, la información no debe utilizarse para diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad sin la supervisión de un médico.