Pastel crumble vegano con ciruelas y sirope de dátiles – VEKINE
1

Su carrito está vacío.

09 Sep '17

Pastel crumble vegano con ciruelas y sirope de dátiles

El crumble es un pastel a base de frutas que se recubren con una masa de harina, mantequilla y azúcar, cocinando en el horno y sirviéndolo como postre acompañado de helado.

Sin embargo, hemos preparado una receta saludable de pastel crumble vegano con ciruelas y sirope de dátiles para disfrutar de este típico postre inglés. Nuestra versión es Vegana, sin azúcar y puedes prepararlo sin gluten.

Las frutas más frecuentemente empleadas en la elaboración de esta tarta suelen ser manzana, moras, cerezas, etc; los frutos rojos proporcionan un sabor ligeramente ácido que combina a la perfección. En nuestro caso hemos usado las ciruelas, porque están llenas de fibra alimentaria y combinadas con la avena, previenen problemas de estreñimiento. Además, sus vitaminas C y K aportan importantes antioxidantes ayudando a los procesos metabólicos y circulación de la sangre. Así que, ¿a qué esperas para probarlo?

Base de fruta :

8-10 ciruelas maduras dependiendo del tamaño

Zumo de 1/2 limón
1/2 cucharita de vainilla en polvo
2 Cucharas de Sirope de Dátiles VEKINE 

Para el crujiente crumble:

2 + 1/2 Taza de copos de avena (puedes usar trigo sarraceno activado si prefieres sin gluten)

1/4 Taza de coco rallado o Harina de Piñones Kedr VEKINE  
1/2 cucharita de vainilla en polvo
3-5 Cucharas de Sirope de Dátiles VEKINE 

5 Cucharas de aceite de coco derretido

Una pizca de sal

Preparación!

1. Precalienta el horno a 180oC.
2. Pela y corta las ciruelas en trozos medianos, mejor si no son muy pequeños y mézclalo junto con el zumo de limón, la vainilla y el sirope de dátil.
4. En un bol aparte, añade los ingredientes del crumble y con la punta de las manos mezcla creando una masa, mejor si no queda homogénea pues ganaremos en textura.
5. Pon la parte del crumble encima de la fruta y hornea durante unos 30-40 minutos o hasta que el crumble esté dorado. Sírvelo como postre tibio con helado o para desayunar con leche de almendras casera (cómo hacerla, aquí).

Productos protagonistas