Salsa bechamel vegana con levadura nutricional y brocoli – VEKINE
1

Su carrito está vacío.

01 Dec '17

Salsa bechamel vegana con levadura nutricional y brocoli

El brócoli es una de nuestra crucíferas favoritas, crudo nos encanta, pero con la salsa bechamel vegana está irresistible! 

La salsa bechamel está elaborada con harina trigo sarraceno, levadura nutricional y aceite de oliva. Su principio de elaboración es el mismo que para la salsa bechamel, pero utilizando leche de almendra para realizarla. Ecológica, vegana y sin gluten

Necesitas

1 brócoli

3 cucharadas colmadas de Harina de Trigo Sarraceno VEKINE

Leche de almendras, la que admita la salsa, la cuestión es ir jugando hasta obtener la textura deseada (cómo hacer la leche, clickea aquí

1 Cebolla dulce

Cebollino (opcional, es para decorar) 

2-3 cucharadas de Levadura Nutricional VEKINE 

Un poco de Aceite de Oliva virgen extra VEKINE

Una cucharadita de KEDR Harina de Piñones VEKINE

Una pizca de nuez moscada, pimienta y sal al gusto.

 

Para la salsa bechamel, calentar un poquito de aceite en la sartén, añadir la cebolla troceada y mocharla a fuego lento con la tapa puesta. El agua que suelta la cebolla nos servirá para tostar la harina de trigo sarracenoCuando la cebolla empiece a coger color, añadir la harina. Es importante no parar de remover con ayuda de una cuchara de madera puesto que queremos tostarlo y no quemarlo.

Una vez tostado habrá cogido color y será la hora de añadir la leche de almendras a elegir, pero cuidado, no debe estar muy fría! Si ha estado en la nevera mejor calentarla un poco ya que queremos no queremos que deje grumos. Remover con una batidora manual hasta conseguir la textura deseada, lo ideal es que quede cremosa y no muy líquida. En tal caso puedes añadir KEDR, la Harina de Piñones VEKINE, la espesará y le añadirá un extra de energía. 

Una vez preparada apagar el fuego y añadir las especias y la levadura nutricional.

El brócoli se corta en floretes. Intentamos que el tamaño sea bastante homogéneo. También se puede aprovechar el tronco - simplemente se pela y se corta en discos. Añadir un poco de agua con sal en una olla grande, cuando está hirviendo el agua, se echan los floretes. Se tapa la olla y se deja 3-5 minutos. A los 5 minutos (menos si te gusta mas al dente), se apaga el fuego y se escurre el brócoli en un colador. Se añaden los floretes en el plato en forma de corona y se añade dentro la salsa bechamel.

Decorar con cebollino picado, levadura nutricional y aceite de oliva.

Productos protagonistas